Maldekstra Kolono
Informa bulteno internacia pri lukto kontraû la faŝismo

Thomas Piketty: "Macrón hace una política fiscal hiper-capitalista de los 90"

05.12.2018

“Hay un gran sentimiento de injsticia social y fiscal. Macron ha cometido un error considerable dedicando tanto dinero a reducir los impuestos de los más ricos. Se nos dice que lo han elegido para ese tipo de reformas, pero no es cierto. Macron obtuvo un 24% de votos en la primera vuelta y se comporta como si tuviera el 70%. Cierto es que tuvo casi el 70% en la segunda vuelta, pero la gente que votó por él en la segunda vuelta no votó a favor de su programa sino en contra del FN. Con ese nivel de apoyo no tenía la legitimidad para aprobar esos enormes regalos fiscales a beneficio del 1% más rico con la reducción –casi supresión– del Impuesto Sobre la Fortuna (ISF) y la reducción del impuesto progresivo sobre las ganancias del capital.

A menudo la gente no comprende bien cómo funcionan los impuestos. Esta vez lo han entendido. Han entendido, con absoluta claridad, que Macrón tenía dinero para redistribuir a ciertas categorías sociales mientras dice que no, que no tiene dinero para algunas de esas categorías. Macrón se ha equivocado de época. Su reducción del ISF y de los beneficios de patrimonio (interés, dividendos…) –que supone una pérdida de entre 5 y 6 mil millones de euros por año–, está 20 años desfasada. En los años 90, tras la caída de la URSS, hubo un momento de hiper-capitalismo triunfante donde se dijo que el mercado resolvería todos los problemas, y entramos en una fase de Fe en la autoregulación del mercado, a veces sin límite, que ha conducido a un aumento de las desigualdades. Desde la crisis financiera de 2008 nos damos cuenta de que se ha ido demasiado lejos en este hiper-capitalismo que ha conducido a expresiones políticas terribles en Reino Unido, en EEUU, o en Italia. El poder actual tiene una responsabilidad en esto. No sé que le enseñaron a Macrón en la Escuela Nacional de Administración (ENA) hace veinte años, quizás que había que suprimir el ISF, pero cuando uno llega al poder en 2017, en la situación de hiper-capitalismo, hiper-desigualdades en la que estamos, en un contexto en el que el patrimonio en Francia crece aceleradamente –el patrimonio financiero crece más rápido que el inmobiliario, que a su vez crece más rápido que el PIB, que a su vez crece más rápido que los salarios–, cuando explicas que vas a dedicar 5 mil millones de euros para aquellas personas con estos niveles de patrimonio… todo el mundo lo ve claro.

Si Macron no restablece el ISF, el impuesto progresivo sobre los las rentas del capital, si no usa el impuesto sobre los carburantes para la transición ecológica –para ayudar a los franceses que no tienen acceso al transporte público– entonces vamos directos contra el muro.”