Maldekstra Kolono
Informa bulteno internacia pri lukto kontraû la faŝismo

El lastre misógino de la Iglesia Católica

16.08.2011

Reproduzco aquí algunas frases de grandes personajes de la Iglesia Católica ordenadas por la fecha de nacimiento de su autor. Cuidado, no intento hacer una premisa del tipo "si un miembro de la iglesia era o es machista, la institución lo es". Esto es sólo una muestra del tipo de pensamiento de algunos de sus miembros históricos más influyentes. Si bien es cierto que muchas de esas frases se dijeron en una época y en un contexto donde ese era el pensamiento dominante, también lo es que la Iglesia, a día de hoy, no se ha deshecho de ese lastre. La segregación por sexos, por ejemplo, sigue vigente en su propia estructura, siendo las mujeres (monjas) las que actúan de "sirvientas".

Por otro lado, y quizás aún más grave, organizaciones que son miembros de la Iglesia y cuyo pensamiento no es mucho más evolucionado que el de San Pablo en el siglo I, como el Opus Dei, no solo no son expulsadas de la Iglesia sino que tienen un gran poder en ella y hasta en el Estado español, del que reciben subvenciones para perpetrar una educación medieval e incluso delictiva.

San Pablo (10-67):

Fué la mujer que se dejó engañar y cometió el pecado…

San Agustín (354-430):

La mujer es un ser inferior y no está hecha a imagen y semejanza de Dios

Es Eva, la tentadora, de quien debemos cuidarnos en toda mujer... No alcanzo a ver qué utilidad puede servir la mujer para el hombre, si se excluye la función de concebir niños

Las mujeres no deben ser iluminadas ni educadas en forma alguna. De hecho, deberían ser segregadas, ya que son causa de insidiosas e involuntarias erecciones en los santos varones

San Ambrosio (340-397):

La Mujer sólo es fuerte en el vicio y daña la valiosa alma del varón

San Juan Crisístomo (347-407):

Las mujeres están hechas esencialmente para satisfacer la lujuria de los Hombres

Porque no permito a la mujer enseñar, ni tomar autoridad frente al hombre, sino estar en silencio

Santo Tomás de Aquino (1224-1274):

La mujer es un defecto de la Naturaleza, una especie de hombrecillo defectuoso y mutilado. Si nacen mujeres se debe a un defecto de la esperma, o a los vientos húmedos. Sólo es necesaria para la reproducción

Pio XI (1857-1939):

La sociedad doméstica que es el matrimonio, debe ser reforzada por el orden del amor que implica la primacía del marido sobre la mujer y los hijos y la sumisión solícita de la mujer así como su obediencia espontáneas