Maldekstra Kolono
Informa bulteno internacia pri lukto kontraû la faŝismo

Los miserables

08.02.2011

miserable.</p>

(Del lat. miserabĭlis).
1. adj. Desdichado, infeliz.
2. adj. Abatido, sin valor ni fuerza.
3. adj. mezquino (‖ que escatima en el gasto).
4. adj. Perverso, abyecto, canalla.

Hay miserables que utilizan la crisis, el miedo y el desconcierto, para sembrar el odio al inmigrante. En Badalona, el mayor exponente de lo políticamente miserable lo representa Xavier Garcia-Albiol, líder local del PP, que ha descubierto en el populismo un filón con el que pretende llegar a la alcaldía. En el otro lado de la balanza, cientos de miles de ciudadanos indignados y algunas entidades (Badalona Som Tots y Badalona Antifeixista) que se han creado explícitamente para contrarrestar su mensaje y para reconstruir lo que este elemento destruye. Mucha faena.

Un hombre violento

Los modales de este personaje se dieron a conocer en los inicios de la guerra de Irak cuando se creyó el guardaespaldas de Acebes, propinando un gancho de derecha a uno de los manifestantes que denunciaban la masacre en la que el PP colaboraba. La justicia no entró en ese incidente, pudiendo Albiol mantener su silla como regidor en el ayuntamiento de Badalona, una silla reservada para demócratas.

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=HeVaz4R5Dvo[/youtube]

Badalona, laboratorio racista del PP

El clima se calentó cuando el PP empezó a experimentar con el racismo como arma electoral. La engañosa campaña de recogida de firmas en contra de  "la mezquita en suelo público" y el lanzamiento de vídeos racistas manipulados confirmaron que la estrategia podía funcionar. Especialmente el vídeo "7 minuts", un vídeo donde militantes y actuales regidores del PP se hacían pasar por ciudadanos comunes asustados por la amenaza islámica.

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=JkG3zWCDuko[/youtube]

Por vídeos como este y octavillas como esta, ICV-EUiA y SOS Racisme pusieron sendas denuncias por incitación a la xenofobia. El fiscal pasó el caso al juez que deberá decidir si admite a trámite la denuncia. En España, según el artículo 510 del Código Penal, la incitación a la xenofobia está penada con multas de 6 a 12 meses y penas de 1 a 3 años de cárcel. Que le inhabilitaran de la política ya sería una gran noticia, pero la justicia tiene velocidades variables.

El Show de XAG

Quiso el destino que mi camino se cruzase con el de semejante individuo. A mediados de 2010 la plataforma Badalona per la Pau pidió la palabra en el pleno para presentar una moción de retirada de tropas de Afganistán, y me tocó a mí ir a defenderla. La semana anterior al Pleno los grupos municipales ya suelen saber las palabras que se han pedido y quién las ha pedido, así que el PP se tomó las molestias de averiguar quién era y de dónde salía un servidor. Sin mucho esfuerzo debieron llegar a este blog y a un artículo de principios de 2009 donde les mencionaba con maneras políticamente incorrectas (error mío) para denunciar sus políticas racistas. Cuando me tocó el turno de hablar, Garcia-Albiol pidió la palabra:

Albiol: Miri senyor alcalde li comunico que els regidors del Partit Popular excepte la portaveu abandonarem el Saló de Plens temporalment durant uns instants perquè la paraula, la persona que ve a prendre la seva paraula, que ens ve a parlar de pau fa alguns dies en un bloc a Internet escrivint sobre la meva persona, un bloc que es deia Xavier García Albiol acabava referint-se als membres el Partit Popular de Badalona i a mi en especial com textualment llegeixo “aquí no caben hijos de puta como ellos, muérase ya.” Per tant, aquest senyor que fa aquesta expressió que ens vingui a parlar de pau ens sembla una autèntica provocació.

Alcalde: Doncs estan vostès en el seu dret d’abandonar el Ple, si volen.

En aquests moments els regidors del Partit Popular Xavier García Albiol, Ramon Riera Macía,
Miguel Jurado Tejada, Salvador Lerma Timonel i Juan Fernández Benítez surten del Saló de
Sessions.

Aún a día de hoy me pregunto cuál era la estrategia de ese espectáculo.

Racismo 2.0

Pocos meses más tarde Albiol pensó. Y pensó que un buen sitio para propagar su basura eran las redes sociales. Así que se abrió un perfil de facebook al que yo pedí "amistad" siguiendo la máxima maquiavélica de "Mantén a tus amigos cerca, pero a tus enemigos aún más cerca". Albiol se acordaba de mí, así que mandó un mensaje privado preguntándome por qué, puesto que nuevas informaciones le habían dicho que le había calificado de "nazi y otras lindezas". Le expliqué que era para mantenerme informado de lo que decía y para poder contrarestarle argumentos, y aproveché para hacerle yo también mis preguntas:

[...]

Entiendo que aceptarás que en algún momento escriba contraargumentos en alguna de las publicaciones de tu muro. Si no es así hazmelo saber, dado que es tu muro y no el mío no soy quién para entrometerme en tu espacio privado si ello te molestara.

Por otro lado, me gustaría que me indicases a qué comentarios te refieres para poder pedirte perdón si fuera necesario o al menos para darte explicaciones. Sólo recuerdo haberos llamado "hijos de puta" en el famoso artículo del blog hace ya dos años (en general y no especificando sobre tu persona, ni tampoco recientemente, como dijiste en el pleno). Quizás no fue tu intención manipular mi artículo, me imagino que no lo leíste personalmente sino que fue alguno de tus colaboradores el que te hizo un resumen. Aunque no debería ofenderte que alguien te dirigiera tales palabras, sabes cuál es tu política y a lo que ello te expone. El odio genera odio.

[...]

Sabes que tu política de ganarte a la gente con un juego de falacias, de medias verdades y de falsas esperanzas alrededor del tema de la inmigración me repugna. Por eso aprovecho esta conversación para pedirte que abandonéis esa política. Si quieres llegar a la alcaldía, que sea honradamente. Lo que hacéis Anglada o tú -y creo que soy histórica y científicamente riguroso al decirlo- es similar a lo que Hitler hizo en su día para ganar el voto del pueblo creando espejismos sobre la realidad judía.

No sé si habrás leído el artículo que publiqué hace dos meses sobre inmigración (http://albertolumbreras.com/2010/07/leyendas-urbanas-sobre-inmigracion/). Lo escribí, como entenderás si lo lees, para contrarrestar tu mensaje. Por eso te agradecería en aras del entendimiento que me dieras tu opinión al respecto de cada uno de los puntos que allí se mencionan, ya sea en privado o en el mismo blog.

Si no me equivoco he visto en ocasiones que tu partido se declara "humanista" y muchos de sus militantes "cristianos". Me considero humanista y me he educado en un colegio cristiano, y hasta donde yo sé ninguno de estos dos pensamientos aceptarían, bajo ningún concepto, dar la patada al pobre si la convivencia con este afecta a los intereses de uno mismo. Más bien al contrario, ambas escuelas de pensamiento fomentan el sacrificio propio en favor del más necesitado. Por eso no deja de asombrarme vuestra política antihumanista y anticristiana.

Recibe un cordial saludo,
Alberto

A este mensaje Garcia-Albiol me respondió diciendo que me contestaría pronto y dándome democrática licencia para el intercambio de opiniones en su página de facebook. Así que tras este diplomático intercambio pude acceder a su perfil y, de vez en cuando, comentar que tal o cual afirmación era mentira. Incluso ocasionalmente me contestaba incorporando "un abrazo", y es que uno de los riesgos de estar veinte años en política es la interiorización de la hipocresía. Mi paciencia es infinita y mi estómago muy resistente, así que nuestra amistad se alargó unos meses durante los cuales intercambiamos algunas opiniones. En ese tiempo Albiol vio el grupo de personas que se atrevían a llevarle la contraria en su propia página, aunque pequeño, iba creciendo, y con ello su canal de propaganda se veía "contaminado" por elementos hostiles pero civilizados que desmentían tranquilamente cualquier falsa información que lanzaba. Entonces vino la censura, que ejerció varias veces, la última para borrar este vídeo tan didáctico.

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=JLvHGOorNdg[/youtube]

Albiol amenaza

crimen
(Del lat. crimen).
1. m. Delito grave.
2. m. Acción indebida o reprensible.
3. m. Acción voluntaria de matar o herir gravemente a alguien.

Posiblemente molesto con que le lleven la contraria de una manera tan insistente, tan rotunda, y tan educada, Albiol nunca dejó de observar mis movimientos. La semana pasada me llegó un mensaje donde me amenazaba con llevarme a juicio por llamarle criminal:

La última descripción que me dicen y he visto que haces de mi es la de "criminal". Chico me das pena, creo que alguien tan joven, vivir con tanto rencor y amargura debe ser muy triste y vacio. Te doy dos opciones, dejas de escribir sobre mi por ahí , nombrarme y te olvidas de mi o bien, te llevo al juzgado. Entre lo de "hijo de puta" y ahora "criminal" la entidad a la que voy a donar tu indemnización se pondrá contenta.

Tu mismo

Y acto seguido me bloqueó en el facebook, dando por terminada nuestra fugaz "amistad" de la que tanto nos enriquecimos los dos: el aprendió que tenía que ser ambiguo para evitar réplicas demasiado fáciles, y yo pude observar el comportamiento sociológico de su masa de votantes más radical (y más necesitada de un buen sistema educativo)

En realidad, la conversación privada en el muro de una militante de CiU (así lo dice la ley) donde le llamé criminal estaba finalmente matizada con un "bueno, criminal no, delincuente, que es más que incívico pero menos que criminal. O al menos presunto delincuente, veremos qué dice la justicia finalmente". He de reconocer, sin embargo, que mi desconocimiento de las leyes españolas me hizo errar en la descripción. Una breve consulta a un abogado me confirmó que para ser exacto debería haber dicho "presunto criminal".

Mi respuesta a Garcia-Albiol

En cualquier caso me gustaría contestarle el mensaje a Garcia-Albiol, ya que al boquearme no me dio la oportunidad de hacerlo por las mismas vías.

Es una pena que no me escribas para continuar aquella correspondencia que tú mismo iniciaste. De verdad tengo curiosidad por saber cómo compagináis en el PP el humanismo y el cristianismo con vuestras políticas de facto. Lo del perdón cristiano está pensado para casos de sincero arrepentimiento y no para ir por la vida jodiendo al prójimo con el conque del perdón divino. Dijo San Pablo que amar al prójimo como a tí mismo es, de los diez mandamientos, el más importante, porque contiene a todos los demás. A los comunistas también nos suelen gustar esos mandamientos. Menos el primero, claro, que es la coartada religiosa de la sumisión al poderoso. Aún así preferimos lo que dijo cierto hombre ya hace medio siglo: "sobre todo, sean siempre capaces de sentir en lo más hondo cualquier injusticia cometida contra cualquiera en cualquier parte del mundo. Es la cualidad más linda de un revolucionario".

De todas formas te agradezco el aviso, pero no te lo consiento. No serás tú, mentiroso, canalla, violento antidemócrata, el que me dé lecciones de civismo, ni mucho menos de pacifismo. No serás tú, que atizas el fuego, que insultas cada día, y que ofendes a la gente civilizada de esta ciudad con tu simple presencia,  quien me evite llamarte populista, demagogo, e incluso criminal cada vez que afirmes que un colectivo es delincuente per se.

Lo siento pero no, quítate la viga de tu propio ojo antes de buscar paja en los ajenos.